Abono natural

Al ir a regar tus plantas de interior, emplea siempre que te sea posible el agua de cocción de tus verduras (fría). Contiene abundantes sales minerales muy útiles para éstas.
Si tienes una pecera, no tires el agua cuando la cambies. Es un excelente abono natural para tus plantas.
Las hojas de té que hayan quedado en el fondo de la tetera añádelas a la tierra de las macetas.
Tus plantas te lo agradecerán.

Cuidado de flores

Si ves que las flores que te han regalado comienzan a adquirir un aspecto algo lánguido, sumerge sus tallos unos segundos en agua hirviendo, recórtalos inmediatamente, y vuelve a colocar las flores en un jarrón lleno de agua con un par de "aspirinas" disueltas en ella.

Plantas delicadas

No tires el agua procedente de descongelar el frigorífico.
Para plantas como los bonsais o las orquídeas resulta excelente: no tiene ni rastro de calcio.

Humedad de las plantas

Se puede incrementar fácilmente el nivel de humedad, si el tiempo es muy seco, enterrando las plantas con sus tiestos en otro recipiente mayor que contenga turba humedecida, o bien colocando los tiestos en una bandeja llena de piedrecitas, manteniendo éstas cubiertas de agua.
Este método puede servir si no hay nadie que pueda regar las plantas durante sus vacaciones.
Pueden resistir un par de semanas.

Febrero, un buen momento para plantar rosas (rosales)

rosa-1Estamos en febrero y es un buen momento para plantar rosales, los rosales son unas de las plantas más agradecidas y que menos cuidados necesitan, además se dan casi en todos los climas.

Distinguiremos tres tipos de rosal: Trepador, es el que se utiliza para cubrir vallas, verjas o extendido sobre paredes siempre que se sujete adecuadamente, esta variedad por lo general sólo tiene una floración al año.

Los otros dos tipos serían el rosal de Pie Alto y el Arbustivo, el primero está injertado a un metro aproximadamente del suelo por lo que tiene la forma de un pequeño arbolillo, los rosales bajos o arbustivos están injertados a nivel del suelo, por lo que forman arbustos de tamaño mediano, sobre un metro. Estas dos variedades florecen más que los trepadores .

Una de las cosas mas importantes a la hora de plantar rosales es elegir bien su ubicación, por lo que buscaremos un lugar donde tengan la mayor cantidad de horas de sol posible así tendremos más flores y nos evitaremos muchas de las enfermedades causadas por hongos que les atacan.

Para plantarlos limpiaremos el terreno de malas hierbas y lo laborearemos para que este suelto y esponjoso. Si es un terreno pobre en materia orgánica le añadiremos un poco de sustrato y seguidamente plantaremos el rosal.
Si es de pie alto, lo plantaremos en un hoyo de unos treinta centímetros y le pondremos un tutor para evitar que lo rompa el viento.
Si son trepador o bajo los enterraremos hasta cubrir el injerto.
Después de plantar daremos un riego generoso para que la tierra se asiente y la raíz no quede en hueco, y... a esperar.

Enviado por:José Martinez