Diarios y revistas

Recicla todo el papel que caiga en tus manos, ya que fabricar papel nuevo a partir del viejo consume del 30 al 55% menos de energía que fabricar papel de pasta virgen y la contaminación atmosférica derivada de este proceso es menor en un 73%.

Reciclar aluminio

Si tiras una lata de aluminio o cualquier envase que esté fabricado de este material, ésta continuará siendo un residuo sólido durante 500 años.
Lo que puedes hacer para reciclar es pedir contenedores de latas en las calles y los supermercados. Antes de retornar las latas sacar el líquido restante y enjuágalas un poco.

Evitar que se pierda la calefacción

Para saber si la calefacción se va por puertas y ventanas, puedes comprobarlo con una vela, si la llama oscila entonces existe entrada de aire por lo que tenemos perdidad de calor, para evitarlo debemos tapar dichas entradas de aire, para esto en el mercado encontramos cintas adhesivas y otros artículos especiales para nuestro problema.
Otra opción es llamar a un experto en ahorro energético para que haga una revisión.

Ampolletas de bajo consumo

Las ampolletas de bajo consumo son más caras que las tradicionales pero duran de 8 a 10 veces más, y necesitan la cuarta parte de energía para dar la misma luz que las ampolletas de siempre. Además, dan menos calor porque no necesitan la incandescencia. Por tanto, si te decides a cambiar las ampolletas de tu casa, estarás ahorrando energía y siendo más respetuosa con el ambiente.

No malgastes la calefacción

La calefacción doméstica es responsable de la emisión de 350 millones de toneladas de carbono al ambiente cada año, lo que ayuda a producir el llamado "efecto invernadero" en la Tierra.
Para evitar malgastar energía: Comprobar que la combustión de las estufas y calefont sea correcta, limpiar de suciedad las espitas y quitar el sedimento.